Seguidores. ♥

23 de octubre de 2012

¡4 Meses ya! ♥

Hoy hace 4 meses que Darío llegó al mundo y que mientras él lloraba porque ya no estaba dentro de mi barrigota; su papá y yo llorábamos de la alegría de poder tenerle ya con nosotros, de poder abrazarle, mirarle y darle mil y un besos.
Aunque no puedo escribir todo lo que me gustaría. Hoy, mi pequeñín como se ha despertado antes se ve que está cansadillo y aún no se ha despertado, así que aprovecho para contaros qué tal van las cosas.
Darío coge todo lo que tiene a su alcance con esas manillas y se lo lleva a la boca, el chupete no le quiere, prefiere sus puñitos, pesa 9 kilos, se ríe muchísimo y le gusta estar sentado recto, a pesar de que aún no se sostiene bien, le gusta estar así.
Ya le doy sus potitos de fruta por las tardes y sus papillas por las noches, porque por la mañana con lo que duerme es complicado, incluso se come a veces sus potitos de verduras.
Cuando se despierta por las mañanas te saluda con una sonrisota en la cara, y si le tengo cogido y le digo cositas le da vergüenza y se esconde.
Es un traste, le encanta estar de pie, y se ríe mucho, sobretodo con su papi.
Y tiene una risa preciosa, que aunque me diga el papi que todos los niños tienen la risa bonita, la de Darío me encanta. Y es lo más normal, porque es mi niño pequeño.
Aquí  os dejo algunas fotos de Darío, para que veáis lo grandullón que está ya.






11 de octubre de 2012

¡Hola de nuevo! Estoy tooodos los días cuando tengo un hueco pensando que tengo que actualizar, pero cuando me voy a poner se despierta Darío.
Mi pequeñín está muy grandote, le vamos a pesar todos los domingos, y el domingo pesaba: 8,120.
La verdad es que es muy tragón, ya se bebe los biberones de 180, por la tarde se come sus potitos de frutas que le encantan, menos el de manzana ese no le quiere. El sábado le dimos a probar el de verduras (judías verdes) y se le comió pero haciendo mucho asquito.
Y duerme estupendamente, por la noche sólo se despierta una vez y luego ya hasta las 10 de la mañana no se despierta, y hay días que incluso se vuelve a dormir.
Se ríe ya muchísimo, el sábado por la mañana estaba Darío jugando con su padre, y yo estaba haciendo cosas, y de repente escuché como una carcajada y me asomé y les vi a los dos jugando y al pequeñajo riéndose un montón. Nos contagiaba hasta la risa.
Ya agarra más  o menos su juguetes y el chupete no le quiere, se pasa toooodo el día con las manos en la boca. Y aunque le ponga el chupete se le quita y se vuelve a entrar las manos.
Pronto hace un año que me quedé embarazada y en noviembre un año desde que lo supe...
Que rápido pasa el tiempo, ya mismo hace mi pequeñín los 4 meses...
De momento os dejo, en la próxima entrada, os pongo fotos. Que el pequeñajo se está despertando.
Un besooo! :)