Seguidores. ♥

25 de enero de 2013

:)

Hace dos días Darío hizo 7 meses, y bueno ayer ya le rompió la encía y ya le están saliendo los dos dientes de abajo.  El pobre ha estado tres días muy tontorrón y lloroncete por los dientes, pero ahora parece que está más tranquilo.
Le estoy echando por las noches después de la papilla una crema que es para la encía y le calma el dolor, y parece que le queda más relajado.
Lleva dos días en el taca-taca y se mueve hacia atrás y a los lados. Pesa ya casi los 11 kilos.
Pero aún no dice ni papá ni mamá, es muy vaguillo para esas cosas, tampoco hace las palmitas, él se te queda mirando y se ríe, pero no lo intenta. Así que nada hay que seguir intentándolo e insistiendo.
Ya ha empezado a comer sus purés de verdura y pescado por la medio día; la fruta por la tarde ya no la quiere así que ahora le doy "Mi primer Danone" que son los primeros yogures que pueden comer y es a partir de los 6 meses, y la verdad es que se lo come muy bien. Después del yogur hay días que le doy una galleta Tostarica y otros días que le doy un Aspito. Se lo entro en una pequeña red que tengo para que los bebés no e atraganten y la verdad es que e muy útil, porque se le puede meter también la fruta y más alimentos.
El pequeñajo se pone ropa ya de 12 a 18 meses, y bueno pues no para, ahora se lo pasa muy bien chillando y tirando sus juguetes. Y todas las tardes cuando no llueve nos vamos de paseo, y hay veces que me la lía por la calle.
Lo que más le gusta hacer es tirar del pelo a todo el mundo y dar manotazos a todos.
Ayer estuvimos en el parque y le monté en los columpios esos que tienen la cestita para meter a lo bebés y se lo pasó muy bien. Al principio estaba raro pero luego ya se reía.
Por hoy os voy a dejar que Darío se está aburriendo de estar con el taca-taca.
Mañana os subo unas fotos. Un besote! :)





12 de diciembre de 2012

Las personas que me han ayudado. ♥

Bueno, pues tal y como me pedistéis en un comentario aquí os contaré las personas que me han ayudado durante el embarazo y lo siguen haciendo ahora que está Darío con nosotros.

Mi pareja: Estuvo a mi lado desde el primer momento en que lo supimos, aunque hemos tenido nuestras cosas buenas y malas siempre ha estado ahí. Y aunque no podamos vivir de momento juntos me ayuda siempre que puede con Darío. Y fue él quién estuvo cuidándome cuando estaba embarazada y animándome cuando tenía miedo de que algo saliera mal.

Mi familia: Cuando se lo conté me apoyaron y me dijeron que me iban a ayudar en todo lo que pudieran. La verdad que es lo que está haciendo y no me puedo quejar porque cuando necesito que me echen una mano con Darío están ahí para ayudarme.

Mis amig@s: Al enterarse me estuvieron apoyando en todo y cuando estaba embarazada y no podía salir venían a verme a casa. Incluso la noche que rompí aguas y empecé con las contracciones estuvieron conmigo.

Vosotros mis lectores: Que habéis estado conmigo desde el principio, leyenda cada entrada, preguntándome cómo me iba y preocupándoos por Darío.

Gracias a todos porque cada uno de vosotros ha aportado algo a todo esto y ha hecho que lo difícil se convierta en algo mucho más fácil. Gracias a esta experiencia he conocido a chicas increíbles y he hecho amigas que sé que aunque nos separen muchos kilómetros puedo contar con ellas. Aunque ahora escriba menos por que Darío no me deje mucho tiempo (y mientras escribo esto le tengo aquí dando porrazos al teclado)  quiero que sepáis que sois muy importantes para mí.
Mañana escribiré otra entrada y os contaré qué tal va Darío porque ya no me deja escribir.
Un besote! :)

El Bautizo de Darío. ♥

El domingo, día 4 de noviembre bautizamos a Darío.
Se porto genial, estuvo los 15 minutos que duró chillando y pataleando, y cuando le echaron el agua ni siquiera lloró.
Luego ya se quedó dormido y estuvo el pobre todo el día durmiendo porque no pudo hacer su mañana de sueño como la hace todos los días.
No quiso comer ni nada, sólo dormir.
Aunque acabamos todos muy cansados y el pequeñín el primero, la verdad es que nos lo pasamos bastante bien dentro de lo que cabe.



23 de octubre de 2012

¡4 Meses ya! ♥

Hoy hace 4 meses que Darío llegó al mundo y que mientras él lloraba porque ya no estaba dentro de mi barrigota; su papá y yo llorábamos de la alegría de poder tenerle ya con nosotros, de poder abrazarle, mirarle y darle mil y un besos.
Aunque no puedo escribir todo lo que me gustaría. Hoy, mi pequeñín como se ha despertado antes se ve que está cansadillo y aún no se ha despertado, así que aprovecho para contaros qué tal van las cosas.
Darío coge todo lo que tiene a su alcance con esas manillas y se lo lleva a la boca, el chupete no le quiere, prefiere sus puñitos, pesa 9 kilos, se ríe muchísimo y le gusta estar sentado recto, a pesar de que aún no se sostiene bien, le gusta estar así.
Ya le doy sus potitos de fruta por las tardes y sus papillas por las noches, porque por la mañana con lo que duerme es complicado, incluso se come a veces sus potitos de verduras.
Cuando se despierta por las mañanas te saluda con una sonrisota en la cara, y si le tengo cogido y le digo cositas le da vergüenza y se esconde.
Es un traste, le encanta estar de pie, y se ríe mucho, sobretodo con su papi.
Y tiene una risa preciosa, que aunque me diga el papi que todos los niños tienen la risa bonita, la de Darío me encanta. Y es lo más normal, porque es mi niño pequeño.
Aquí  os dejo algunas fotos de Darío, para que veáis lo grandullón que está ya.






11 de octubre de 2012

¡Hola de nuevo! Estoy tooodos los días cuando tengo un hueco pensando que tengo que actualizar, pero cuando me voy a poner se despierta Darío.
Mi pequeñín está muy grandote, le vamos a pesar todos los domingos, y el domingo pesaba: 8,120.
La verdad es que es muy tragón, ya se bebe los biberones de 180, por la tarde se come sus potitos de frutas que le encantan, menos el de manzana ese no le quiere. El sábado le dimos a probar el de verduras (judías verdes) y se le comió pero haciendo mucho asquito.
Y duerme estupendamente, por la noche sólo se despierta una vez y luego ya hasta las 10 de la mañana no se despierta, y hay días que incluso se vuelve a dormir.
Se ríe ya muchísimo, el sábado por la mañana estaba Darío jugando con su padre, y yo estaba haciendo cosas, y de repente escuché como una carcajada y me asomé y les vi a los dos jugando y al pequeñajo riéndose un montón. Nos contagiaba hasta la risa.
Ya agarra más  o menos su juguetes y el chupete no le quiere, se pasa toooodo el día con las manos en la boca. Y aunque le ponga el chupete se le quita y se vuelve a entrar las manos.
Pronto hace un año que me quedé embarazada y en noviembre un año desde que lo supe...
Que rápido pasa el tiempo, ya mismo hace mi pequeñín los 4 meses...
De momento os dejo, en la próxima entrada, os pongo fotos. Que el pequeñajo se está despertando.
Un besooo! :)