Seguidores. ♥

12 de marzo de 2012

Pequeñito. ♥

Esta vez quiero quedar al margen los cambios del embarazo y todo sobre lo que he estado escribiendo en mi blog. Porque esta vez quiero escribirle algo a mi pequeñito, a pesar de que este blog está dedicado enteramente a él.
Pequeñito, eres lo mejor que nos ha podido pasar a tu papi y a mí, estamos muy felices de saber que ya va quedando poco para poder tenerte con nosotros y poder abrazarte.
Me encanta tumbarme y que sea la hora que sea me saludes con esas pataditas, y que cuando acaricio mi tripa tú me respondas con un movimiento de los tuyos.
Todas las noches me quedo mirando todas tus cositas, y pienso en lo rápido que han pasado estos meses, pero en los 3 meses que aún nos quedan por delante.
Pero aun que tenga que esperar todavía para poder verte, mirarte, tocarte, besarte y abrazarte; no me importa, porque ahora te tengo dentro de mí, y puedo sentir tus movimientos por pequeños que sean. Que sí, que a veces son un poco incómodos, pero aún así tienen su encanto.
Quiero que sepas que siempre, siempre, SIEMPRE te voy a querer, porque eres lo mejor del mundo entero, porque tú y tú papi sois lo que más quiero en el mundo. Y no os cambiaría por nada. Porque cuando nazcas y te tengamos con nosotros vamos a ser muy felices, más aún de lo que ya somos, porque como tu no hay ninguno, porque jamás pensé que podría querer tanto a una cosita chiquitita sin haberla visto apenas. Pero me da igual, porque esto es así, porque te quiero desde el momento en el que supe que estabas dentro de mí, y eso no va a cambiar nunca, porque por ti daría cualquier cosa, porque siento tantas cosas nuevas cuando pienso en ti...
Que no tengo miedos, que me da igual todo, que lo único que me importa son mis dos hombrecitos.
Sé que las cosas no siempre van a ser fáciles, que no todo va a ser coser y cantar, pero estoy dispuesta a todo y mucho más por ti, porque se me hace imposible poder querer a alguien como te quiero a ti. Te voy a cuidar siempre, y voy a estar siempre ahí, contigo, para que no te pase nada malo.
Cuando vamos tu papi y yo por la calle y vemos a un niño pequeñito que está andando al lado de sus papis, con mucho trabajo, pero él sigue caminando... Se nos cae la baba imaginándote a ti. Es lo mismo que nos pasa cuando vemos tu ropita, que se nos cae la baba imaginando lo guapo que vas a estar con esas cositas que con tanto cariño e ilusión hemos elegido para ti.
Pequeñito mío, tengo ya unas ganas inmensas de tenerte conmigo, porque me muero por abrazarte, y por cuidarte, porque haremos todo lo posible y lo imposible para que no te falte de nada y para que tú también seas tan feliz con nosotros.
De momento esto es todo, ya volveré a escribir el jueves que tengo cita con la matrona.
Un besote! :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario