Seguidores. ♥

10 de abril de 2012

27+1. ♥

Espero que tod@s hayáis pasado una buena Semana Santa, la mía fue bastante buena hasta el domingo.
Cuando me levanté el domingo me notaba el cuerpo rarillo, pero no le di importancia, pensé que me iba a resfriar o algo. Después de comer me tumbé un rato en la cama y se me empezó a poner la tripa dura, y no le di importancia hasta que me di cuenta de que por muy relajada que estuviera no dejaba de estar dura, la cosa no quedó ahí... Empecé a sentir molestias en la zona de los riñones, como cuando está a punto de llegar el periodo, y me empezaron a dar unos pinchazos muy intensos que al rato empezaron a desplazarse hacia delante, y al ver que ni al cambiar de posición se me quitaba ni nada, pues nos fuimos al hospital. Allí me llevaron a monitores, donde me colocaron en una cama y me pusieron dos cintas elásticas en la tripa, una de ellas era para escuchar el latido del bebé y la otra para las contracciones.
Al cabo de un rato me dijeron que tenía contracciones, que me iban a hacer un análisis de sangre y de orina, y me pondrían suero, para ver si con eso se me quitaban las contracciones.
Me pusieron el suero, y con el primer bote las contracciones no remitieron, empezaron a disminuir con el segundo, hasta que cuando se acabó el bote casi habían desaparecido.
Me vio la tocóloga y me hizo una eco, y vio que todo estaba bien, así que me mandó a casa y que hiciera reposo.
Pero ahí no acabó la cosa, ayer me volvió a pasar, sólo que el dolor era más fuerte, y aparte de tener la tripa dura, la tenía muy baja, y volví a ir, me llevaron a monitores y me dijeron que apenas tenía contracciones, que no había de qué preocuparse, porque eran muy espaciadas. Me volvió a ver la tocóloga y me dijo que no había variación de un día para otro, que todo estaba normal.
Así que nada, otra vez a casa a descansar. Esta semana, lo único que haré será eso, descansar, porque no quiero que me vuelva a pasar lo del otro día, por lo menos ahora, porque Darío aún es muy pequeñito, y si naciese ahora le meterían en una incubadora, y no podría traérmele conmigo hasta que no cogiera peso, y no creo que pudiera soportar eso...
Cuando vaya al tocólogo haber si me puede explicar el informe que me hicieron el domingo, porque apenas se entiende nada, y haber si me puede aclarar lo de las contracciones. Menos mal que ya sólo me queda una semana escasa, porque con todo esto... no sé si podría aguantar más tiempo sin saber todo eso...
Quitando esto, la verdad es que este año me ha gustado la Semana Santa, porque he estado con mi pareja la mayor parte del tiempo, quitando cuando nos íbamos a casa a duchar... por lo demás he estado todo el tiempo con él.
Por lo demás todo sigue igual, el pequeñín dando guerra y jugando a patear mis costillas, que parece que le divierte mucho.
Por hoy voy a dejar ya de escribir. Ya os seguiré contando. Un beso! :D

2 comentarios:

  1. ¡Qué susto te debiste de pegar!
    Las contracciones son tan horribles como dicen?
    Jajajaj es verdad, la letra de los médicos no hay quien la entienda... se necesita un traductor especializado jaja
    Espero que esta semana sea más tranquila ;)
    un besazo!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que sí, que me asusté y no poco.
    Las contracciones que tuve no eran demasiado fuertes, porque me han dicho que las del parto son más fuertes aún, y estas son molestas y no te voy a decir que no me dolieron porque te mentiría, pero bueno... Espero que todo se quede en un susto.
    Sí, eso espero yo también, que esta semana sea más tranquilita! Un besote! :D

    ResponderEliminar