Seguidores. ♥

30 de abril de 2012

30+1. ♥

Pues aquí estoy otra vez... De 30 semanas ya, y con unas ganas tremendas de que se pase rápido lo que queda ya, porque ya me paro a pensar que quedan 10 semanas para tener a mi niño conmigo y me da hasta vértigo. Ya tengo casi preparado el bolso con las cosas que me llevaré al hospital para Darío, falta ya la toca y creo que ya estaría todo.
Mi tripa va creciendo cada vez más, o eso dicen, yo la verdad es que me la veo siempre igual, sé que está grande, pero como me veo la tripa todos los días no noto tanto la variación. 
El pequeñajo cada día da más la castaña, sobretodo por las noches que cada vez duermo menos, pero bueno, me iré acostumbrando, porque dentro de poco dormiré aún menos. Se mueve muchísimo y la verdad que me encanta notar sus pataditas o cómo cambia de posición. Es algo que voy a echar mucho de menos, pero será bueno que lo eche de menos porque entonces ya estará conmigo. 
Para mí como quien dice ha empezado ya la cuenta atrás, porque creo que al entrar ya en las 30 semanas se me va a pasar rápido. Al menos eso espero, aunque con las ganas que tengo ya, creo que se e va a hacer hasta más largo. Supongo que cuando vaya a la eco y veo lo que ha crecido será algo más que me diga: "Ya queda menos!".
De momento me conformo con ver la ropita, e imaginarme su carita, todo esto hace que vea más cerca el momento de tenerle conmigo. Espero que tenga paciencia, y que esté dentro el tiempo que tenga que estar, y que no salga antes de tiempo.
Ahora me estoy intentando tomar esto con calma, pero vuelvo a estar como al principio, nerviosa, y con ganas de que pasen rápido los días.
Cambiando de tema, ahora sigo con algo de ardor de estómago y al estar la tripa más alta me falta el aire muchas veces, sobre todo después de comer, que el pequeñín se pone arriba, pero bueno, dicen que esto es cosa de poco tiempo que se coloque abajo y ya me de un respiro. También se me hinchan la manos a menudo y bueno los dolores de espalda parece que han remitido, porque ya no son como antes, a lo mejor me da un pinchazo y ya está.
Ahora en mi pueblo hay unas fiestas, y bueno, con 18 años lo normal es que haya ido toooodos estos años y haya salido con mis amigas, a hacer el tonto y si me bajaba de una atracción era para hacer cola en otra. Pero este año no ha sido así, y sinceramente es algo que no voy a echar de menos, porque cuando Darío esté más grandecito ya me montaré con él, y lo voy a disfrutar más con él que con nadie. Para cuando nazca él a los pocos días también habrá fiestas y bueno en esas la verdad es que es raro quien se quede en casa, yo la verdad es que también aprovechaba para celebrar mi cumpleaños, y este año va a ser distinto. Si voy será para cenar un día y poco más, porque el pequeñín será aún muy pequeñito y no es plan de llevarle a un sitio donde hay tanto ruido y eso, porque se acabaría asustando. Pero no pasa nada, porque ya tendremos tiempo de ir de un lado a otro con él cuando sea más grandecito. Ya eso de salir como salía antes, la verdad es que no lo echo de menos para nada, en el momento en el que supe que estaba embarazada me cambió el chip con todo, y prefiero estar en casa notando las patadas de mi niño que por ahí. Porque pienso que cuando nazca y tenga unos días ya tendré tiempo de salir con él, que lo voy a disfrutar más. 
El miércoles tengo ya cita con la matrona, espero no haber puesto mucho peso, porque cualquiera la escucha... :S Así que ya os contaré qué tal me ha ido.
Bueno os voy a ir dejando pero antes os pongo aquí unas fotillos y ya volveré a
escribir el miércoles. Un beso! :D








4 comentarios:

  1. Very interesting blog hun! Come by and let's follow each other! Stay in touch;)!!

    ResponderEliminar
  2. Thank you! Your blog is also interesting.
    Kisses! Bye! :D

    ResponderEliminar
  3. Thank you! It really is very exciting!
    Kisses! Bye! :D

    ResponderEliminar