Seguidores. ♥

6 de junio de 2012

35+3. ♥

Estoy ya a 5 semanas de salir de cuentas, pero aún así, estoy en el hospital o por una cosa o por otra,  el caso es que dudo que vaya a llegar al 10 de julio.
El lunes estuve por la noche en el hospital, porque tenía unas contracciones enormes, no podía ni caminar de lo que me dolían y bueno me estuvieron viendo y no estaba de parto, me tuvieron como media hora o así en monitores y se me fueron pasando poco a poco, aunque ya no eran tan fuertes como al principio, total que me mandaron a casa no sin antes decirme que con esas contracciones puede adelantarse el parto.
Las contracciones no se me quitaron hasta eso de las 2 y media o 3 de la madrugada y hasta entonces no me pude dormir. Eso sí, al día siguiente estaba que me dolía todo el cuerpo y seguía teniendo contracciones flojitas pero a lo mejor a cada hora o hora y media.
Pensaréis que ya que he probado un poco las contracciones que voy a tener cuando vaya a dar a luz habré cambiado de idea sobre la epidural... Pues no, sigo pensando en que me la pondré si no aguanto más, porque no me hace mucha gracia la idea.
Me hicieron una ecoy me dijeron que el niño pesa ya 2 kilos y 530 gramos. Vamos que en una semana ha cogido bastante peso. Y no me extraña porque después de cada comida le entra un hipo tremendo. Creo que me dará guerra en el aspecto de la comida, que va a ser un tragón.
El sábado nos trajimos ya el cochecito a casa, y, ¡vaya regalo que nos hicieron! Nos han regalado los de la tienda dos chupetes, tres biberones (uno de ellos anticólicos), un pantaloncito para cuando empiezan a gatear con almohadillas en las rodillas para que no se haga daño y un termómetro para la bañera y todo esto de Jané. La verdad es que me han hecho mucha gracia los pantalones.
En cuanto tenga un hueco me gustaría hacer algunas fotos al cochecito y a los regalos para subirlas aquí y que vayáis viendo algunas cosillas. Aunque también me debería de hacer otra foto a la tripa, que ya es que está enorme.
Llevo como unos tres día durmiendo fatal porque no sé de qué manera dormirme porque no estoy a gusto, haber si encuentro alguna postura cómoda para dormir, sino habrá que aguantarse.
El ardor de estómago ha remitido y mucho, la verdad es que ya evito todo lo que me lo produce y no me va nada mal.
Ya he acabado de ultimar las cosas del niño para el hospital, lo último que me quedaba era guardar una bolsa de pañales y las toallitas. Porque cuando estuve en el tocólogo me dijeron que ya sólo dan tres pañales para todo el día, y no sé lo que al principio hay que cambiarles, pero no creo que con tres pañales sea suficiente.
Tengo ya ganas de que nazca Darío, y no son pocas... Ojalá hubiera alguna forma de saber el día exacto en el que van a nacer, aunque eso sería demasiado nerviosismo, porque no haríamos otra cosa que mirar el calendario, y ya de por sí hay que hacerlo por las citas con los médicos y eso...
Esta semana tengo que ir al anestesista, haber qué tal está todo. En realidad voy mañana.
Y la semana que viene tengo que ir el martes al tocólogo y el jueves a la matrona, que tengo ya unas ganas de ir a la matrona para que me explique los informes de urgencias... Porque hay tantas cosas que no entiendo...  Por cierto, cuando fui el lunes al hospital me dijeron que ya tengo el cuello del útero acortado. Eso quiere decir que mi cuerpo se está preparando para el parto y sinceramente no me extraña porque llevo desde el lunes con contracciones flojitas, que a pesar de ser flojas no acaban por desaparecer, pero bueno... ya que voy a esperar...
Bueno, os voy a ir dejando y haber si mañana hago algunas fotillos y las subo, porque de todas formas haré una entrada para contaros qué tal me ha ido en el tocólogo.
¡Un beso, y hasta mañana! :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario